Cuando andas por la calle, ¿te percatas de los ruidos molestos que aumentan en zonas más concurridas? Esto es denominado contaminación acústica, y son aquellos ruidos producidos por diferentes estímulos que alteran negativamente.

El tráfico es uno de los mayores contaminantes acústicos. Los ruidos producidos a las horas punta en los núcleos urbanos suelen ser mayores que en otros momentos del día. 

Para revertir esto una solución es comenzar a optar por medios de transporte sin motor, como la bicicleta, o simplemente andar a pie. Esto a gran escala, reduciría este tipo de contaminación.

Si quieres saber más sobre este fenómeno, que también afecta a nuestra calidad de vida, mira el siguiente video explicativo: