Algunas municipalidades han realizado estudios para descartar el uso de pirotecnia, mientras que en otras la decisión va de la mano con políticas tomadas con con antelación.

Por Fernanda Villalobos para EMOL.

Los shows de fuegos artificiales es para algunas personas, tanto adultos como niños, lo más esperado de la noche de Año Nuevo. Sin embargo, varias comunas del país han decidido no realizar el espectáculo este año por distintas razones: molestia hacia las mascotas, contaminación y seguridad. Una de ellas es La Florida, en Santiago.

El municipio escribió en su página de Facebook que “suspende show de fuegos artificiales. Ante las dudas de nuestros vecinos y tras la realización de un estudio del Departamento de Aseo y Ornato, sobre el impacto negativo que tienen los fuegos artificiales en las personas, mascotas y el medio ambiente, este año nuevamente no tendremos show pirotécnico en la comuna”.

Esa investigación concluyó que el evento “libera al aire componentes como el dióxido de azufre, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno, que se mantienen incluso hasta dos semanas después de haber sido detonados”. Además, “afecta a nuestras mascotas de tal manera que pueden expresar signos de ansiedad y estrés, haciendo que huyan de sus hogares” y “generan daños a los ojos como conjuntivitis, dolor de cabeza, mareos y alergia en niños, mujeres embarazadas y ancianos”.

Una decisión similar tomó la Municipalidad de Taltal, en la Región de Antofagasta: “Para este Año Nuevo y la Fiesta de la Puntilla (Virgen de Lourdes) no se procederá al lanzamiento de fuegos de artificio, debido al impacto ambiental que causa este tipo de espectáculos en las mascotas y fauna local. Esta medida fue tomada a raíz del análisis realizado por la Unidad de Medio Ambiente”.

Asimismo, explicó en una declaración pública que “el municipio evaluará la continuidad de los lanzamientos de fuegos artificiales en la comuna para los próximos años”. Por otra parte, la comuna de Pucón, en La Araucanía, también aplicó una medida que ayuda al medio ambiente. “Dentro de nuestra campaña ‘Pucón, No + Plástico’, el municipio tiene como propósito incentivar a los ciudadanos a no utilizar confetis (o papeles picados), los cuales en su mayoría contienen micro plásticos que ensucian nuestras playas y finalmente contaminan el lago, o bien, nuestras calles”.

“En ese sentido, la idea es hacer un llamado a las personas y visitantes para que tomen conciencia en la utilización del confeti, sean challas, serpentinas, spray, papelillo, papel picado o todo lo que emita partículas de plástico y papel”. Según el alcalde, Carlos Barra, la Dirección de Aseo, Ornato y Medio Ambiente (Daoma) debe retirar un aproximado de 20 toneladas de basura para esa fecha, la cual se concentra en el sector de la Playa Grande y parte de las calles de la ciudad.