Las personas de la localidad de Chañaral de Aceituno lograron un resultado increíble. Recogieron 7 toneladas de desperdicios plásticos y los reciclaron de una forma muy original, ¡hicieron tablas de surf!

Para ayudar al planeta, no solo se dedicaron a limpiar el agua, sino que también aplicaron toda su creatividad. Convirtieron todo eso que tildamos de “basura”,  en una oportunidad para crear productos nuevos.

Las cifras de contaminación por plástico y otros desechos son alarmantes, por eso es tarea de todos ayudar a que esto no pase. Los ciudadanos de Chañaral ya se pusieron en marcha, ¿qué esperas para poner tu granito de arena?

Te dejamos el reportaje que realizó Ahora Noticias sobre este hecho para que te inspires: